Ciudades Manuales. Relatos de ciudades hechas a mano

160913_aacc22

Un diálogo en torno a la ciudad y sus relatos con Elvira Navarro (escritora), Improvistos, Enrique Flores (ilustrador)… y más.

16.30 – 19.30. Viernes 16 de septiembre. 2016
Instituto Do It Yourself. Calle Manuel Laguna 19 (Madrid)
Mapa de localización: https://goo.gl/kqLnS4

Cercanías Línea C2 y C7. Estación Entrevías-Asamblea de Madrid.

Decimos Woody Allen y nuestra imaginación nos traslada (o trasladaba) a Nueva York, mencionamos a Charles Dickens y el Londres decimonónico se nos aparece, Vázquez Montalbán nos ubica en Barcelona y Arcadi Espada nos sitúa en el Raval. Cada ciudad tiene sus cronistas: novelistas, directores de cine, ilustradores y fotógrafos relatan la ciudad y la hacen ser grandiosa o miserable, dócil o revolucionaria. Una ciudad que se extiende ante los ojos del narrador se ensancha a través de historias que amplían sus horizontes o menguan nuestras esperanzas.

Raras veces nos hemos ocupado de narrar nuestra ciudad, asunto que hemos dejado habitualmente en manos de cronistas expertos. Y sin embargo, en años recientes hemos visto proliferar relatos que dan cuenta de la vida urbana que se despliega en espacios donde una ciudad auto-construida es levantada a mano por vecinas y ciudadanos. Manuales, colecciones de recetas, archivos urbanos, mapas y guías de todo tipo, documentos que narran profusamente la inventiva ciudadana que ha ocupado la ciudad.

De Nueva York a Atenas, de Mumbai a Berlín, prolifera un urbanismo humilde e informal que se levanta sobre las ruinas de la crisis financiera y el colapso inmobiliario. Un urbanismo que hace ciudad a través de huertos comunitarios, edificios auto-gestionados y solares auto-construidos. Experimentos que reintegran al circuito urbano espacios excluidos y metabolizan imaginativamente los recursos que la ciudad había desechado. Una ciudad hecha a mano, una ciudad manual, se levanta precaria y provisional en espacios que liberan una imaginación urbana que se afana en relatar su auto-construcción.

Nos encontramos con archivos que compilan diseños del mobiliario y prototipos de espacios, guías que proporcionan metodologías organizacionales y manuales que ofrecen instrucciones para re-equipar el espacio. La ciudad que se auto-construye se esfuerza por documentar, describir y archivar el impulso creador de su liberación. Un ejercicio donde se exploran los lenguajes estéticos, los formatos documentales y las estéticas visuales que serían fieles a la sensibilidad urbana de una ciudad hecha a mano.

Entre todos esos relatos, los manuales de instrucciones serían el epítome que sintetiza el impulso pedagógico y la sensibilidad material de esa manera de hacer ciudad. Manuales que describen la ciudad auto-construida y proyectan la esperanza de su reproducción futura, manuales que instruyen la ciudad movidos por un impulso pedagógico. La ciudad de la auto-construcción se revela (y rebela) como una ciudad manual: hecha a mano por sus habitantes en un esfuerzo por producir los manuales para su propia instrucción.

Queremos abordar la relación entre ciudad y relatos y para ello nos lanzamos las siguientes preguntas: ¿qué le hacemos ser a la ciudad cuando no la reducimos a un espacio de tránsito o habitación sino que hacemos de ella un objeto de inspiración narrativa?, ¿en qué nos convierte eso a nosotros/as narradores/as?, ¿qué tipo de relación establecemos con la ciudad cuando hacemos de ella el objeto de nuestro relato? Y siguiendo con esa línea: ¿cómo contamos la ciudad que pareciera que se auto-construye?, ¿qué tipo de géneros, estéticas y formatos son fieles a la ciudad manual de los huertos, espacios ciudadanos y edificios okupados…?

You may also like

Leave a comment